¡Súmate como voluntari@!

Casa Madiba: Un espacio de solidaridad y voluntariado en Coquimbo

La ONG promueve el trabajo desinteresado de profesionales dispuestos a apoyar gratuitamente a la comunidad ofreciendo sus conocimientos.

Tres años cumplirá en mayo la Casa de Encuentros Madiba, en el sector de El Llano, en Coquimbo. En este tiempo, la casa que toma el nombre del seudónimo dado al Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela, ha ofrecido más de mil prestaciones gratuitas a la comunidad, como parte de su objetivo de constituirse en un espacio de encuentro entre personas, donde profesionales ofrecen sus servicios voluntariamente y sin costo.

“Promovemos la acción profesional voluntaria desde mayo del año 2014. En el inicio las prestaciones eran escasas y estábamos recién dándonos a conocer a la comunidad. Contamos con mucha ayuda de familiares y amigos para empezar y ahora que vamos a cumplir tres años la casa cuenta con una diversidad de profesiones, oficios y conocimientos de personas que desean ponerlos a disposición de la comunidad en forma gratuita. No existe transacción económica en nada de lo que se hace dentro de Madiba”, explica Pablo Herrera Díaz, director de la ONG.

Entre las ofertas que se disponen a la comunidad hay talleres de yoga, tai chi, karate, origami y malabares, además de atención psicológica, asesoría legal, asesoría social, atención nutricional y reforzamientos escolares para niños y niñas, a cargo de educadoras diferenciales, profesores, psicopedagogas y a partir de este año, también habrá paramédicos y enfermeras para prestaciones del ámbito de la salud.

Casa Madiba atiende en un inmueble cedido en comodato por el Club de Leones de Coquimbo, donde por más de 80 años funcionó el Hogar de Ancianas San Vicente de Paul. “Es un lugar con una importante historia solidaria, reconocida por los vecinos del sector”, señala Pablo Herrera Díaz.

Actualmente, el grupo de jóvenes que conforma el directorio de ONG Casa Madiba se encuentra en pleno proceso de difusión de su trabajo, con el fin de reclutar a más profesionales dispuestos a entregar tiempo semanal al trabajo comunitario y voluntario.

“La invitación es principalmente a los profesionales que consideren que pueden poner a disposición de la comunidad sus conocimientos, por ejemplo, una vez a la semana una hora y atender a alguna familia, a un niño o un adulto, que lo hagan aquí, en este espacio que creemos es único en la comuna de Coquimbo y en la región”, sostienen.

Nuevas voluntarias

Marité Araya es profesora de Biología y Ciencias Naturales y este año se sumó a Casa Madiba, la que conoció a través de las redes sociales. Dentro de poco comenzará a apoyar a estudiantes de enseñanza básica y media con reforzamientos en esas materias. Pese a ser de La Serena, no tiene inconveniente en desplazarse a Coquimbo a desempeñar esta tarea.

“Me motiva conocer distintas realidades y poder contrastarlas. El trabajo comunitario me parece llamativo y no es primera vez que participo en una iniciativa así, porque antes trabajé como voluntaria en Techo, en la población Anita Lizana de la Parte Alta de Coquimbo”, manifiesta.

Asimismo, también se incorpora desde marzo la psicopedagoga Claudia Larraguibel, quien trabajará los martes entre las 18:00 y las 20:00 horas. “Me motiva trabajar con los niños y ayudarlos, dar un tiempo de mi carrera para eso. Mi carrera es muy relacionada al área social y a veces uno tiene tiempo y lo malgasta en otras cosas, en vez de eso es mejor ayudar a los niños y no todo lo que uno hace es por el dinero, sino que esto va llenando el alma”, dice.

Si te interesa ser parte de este voluntariado profesional en Casa Madiba puedes inscribirte en su página web www.casamadiba.org, en el Facebook Casa de Encuentros Madiba o escribir a contacto@casamadiba.org, donde también puedes hacerte socio si estás en condiciones de entregar algún aporte para la mantención del proyecto. Y si quieres conocer la casa, ubicada en Lautaro 93, El Llano, Coquimbo, puedes tomar contacto por estas mismas vías, pues las puertas están abiertas en este espacio de solidaridad, desinteresado y sin fines de lucro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *